texto:   A-   A+
eliax

El tiempo se congela en estación de tren de New York
eliax id: 4400 josé elías en feb 3, 2008 a las 09:05 PM (21:05 horas)
Aquí les presentamos lo que sin duda es una de las cosas mas asombrosas que hayan visto últimamente.

Un grupo de unas 200 personas convenció a miles de personas en la famosa estación de tren Grand Central de New York de que el tiempo se había congelado para ellos. Los que ejecutaron esta hazaña fue un grupo de artistas que van por el nombre de Improv Everywhere ("Improvisar en todos lados").

Lo que hicieron fue que en un determinado momento, y durante 5 minutos, todos ellos se congelaron con lo que fuera que estaban haciendo, creando un sentido de confusión entre todos los otros, pues es como si el tiempo se hubiera parado para ellos. Esto es algo que tienen que ver en el video para ver lo asombroso que fue el efecto. ¡Altamente recomendado ver el video!

Dato curioso: En Grand Central pasan medio millón de personas todos los días de la semana, siendo una de las mas concurridas del mundo.

Página oficial de Improv Everywhere

Video a continuación (enlace YouTube)...


autor: josé elías

Comentarios

  • Creo que te equivocaste Elias las 200 personas fueron las que se congelaron no las que convencieron a mas personas para hacerlo, saludos

  • Supongo que lo que quizo decir fue las 200 personas convencieron a miles de que el tiempo se habia detenido por lo que ellas (las doscientas personas) estaban haciendo.

    Yo particularmente admiro este tipo de eventos. Pues bien si es una perdedera de tiempo es algo muy/bastante original.

  • Es increible ver la expresion de todos los demas que estan caminando en la terminal y de pronto tropezar con la gente que va delante de ellos. Ademas de los que participaron realizando alguna accion como el comer algo, amarrarse los tenis/zapatos o aquel que esta por recoger las hojas de papel tiradas, esperando que no las pisen.

    Quiza sea una perdida de tiempo para algunos; pero los que participaron en ello no lo veran de esa forma...

    Saludos :-)

  • Wow, esto es sorprendente, me gustaría hacer algo como eso aquí en nuestro país (Rep.Dom), imagínense frizarse en el conde o en Megacentro, por poner dos lugares concurridos.

    es una forma de arte social muy particular y llamativa!!.

    • Je je sorprendente,pero si eso hubiese sido aqui en Rep. Dom. esos actores resultado golpeado o heridos por algun curioso!

  • aca en chile no se podria hacer, no faltaria el ladron que se aproveche de la situacion....

  • Haha..aqui En rep dom Los DejaRian enCueros!! xD

  • Sencillamente !!genial!!

Añadir Comentario

tu nombre
tu email
(opcional)
web personal
(opcional)
en respuesta a...
comentario de caracteres máximo
9 + 6 = requerido (control anti-SPAM)
¿De qué color es el cielo?: requerido (control anti-SPAM)
 

"Despues de casi dos meses de haber empezado a leer el libro, motivado por este post, ayer lo complete. Además de Eliax, debo agradecer al ipad porque de verdad que el hecho de no ver físicamente al libro ayuda para su lectura, especialmente con éste libro, el cual a José Elias se le olvidó mencionar que esta entre las 10 novelas más largas de la hitoria de la literatura, o sea, ¡ES LARGO!, además de extenso (imaginense que un personje central del libro toma más de 1,500 páginas para aparecer), es denso, instrospectivo y sobre todo bastante filosófico. Dicho esto, debo simplemente afirmar que la huella de este libro me acompañará por el resto de mis días...sinceramente, hay libros que marcan, este es uno de esos y no se cómo no lo leí antes...

El libro es una apología al individualismo, con el la autora expone en detalle su filosofía (objetivismo) ante un sinúmero de situaciones, filosofía ésta que ya venía fraguandose desde El Manantial.
El libro es una verdadera joya y puedo comprender por que fue su última novela: ¡¿Cómo escribir algo despues de eso?! Creo que este libro es el ejemplo perfecto de lo que es una novela filosófica.

Para un ejemplo, miren su visión de lo espiritual:

"Un místico es un hombre que rindió su mente en su primer encuentro con las mentes de otros. En algún lejano momento de su infancia, cuando su propio entendimiento de la realidad chocó con las afirmaciones de otros, con las órdenes arbitrarias y exigencias contradictorias de otros, él cedió a un temor a la independencia, tan cobarde que acabó renunciando a su facultad racional. En la encrucijada de la elección entre “Yo sé” y “Ellos dicen”, eligió la autoridad de otros, eligió someterse antes que entender, creer en vez de pensar. Fe en lo sobrenatural empieza como fe en la superioridad de otros. Su rendición tomó la forma de una emoción: que él debe esconder su falta de entendimiento, que otros poseen algún tipo de conocimiento misterioso del que sólo él carece (...)"
"

por "Tulio" en sep 5, 2013


en camino a la singularidad...

©2005-2020 josé c. elías
todos los derechos reservados
como compartir los artículos de eliax